Control de la mastitis en vaquillas

Control de la mastitis en vaquillas

La información anterior dará al granjero una buen idea acerca de la tendencia en la salud de la ubre así como información general de la calidad del manejo del hato del cual se comprarán los reemplazos. Cuando los reemplazos son llevados al hato, estos deben ser: porno mexicano (1) considerados riesgos potenciales, (2) alojados en áreas separadas; y (3) ordeñados al final o con un equipo de ordeño separado por al menos 30 días. Se sugiere fuertemente que se colecten muestras de leche de cada cuarto de cada reemplazo y se cultiven en un laboratorio para identificar la presencia y tipos de microorganismos causantes de mastitis que no se hayan detectado antes de la compra. Después de agregar a los animales al hato, el productor debe continuar supervisando la cuenta bacteriana de la leche del hato y la CCS, así como cualquier cambio en la incidencia de mastitis clínica.

La investigación ha mostrado en años recientes que las infecciones en la ubre son comunes en las vaquillas, aún en animales muy jóvenes. Las fuentes de microorganismos infectantes se piensa son: (1) el mamado entre becerras; (2) insectos, especialmente porno chilango moscas; (3) el ambiente, y (4) micro flora normal encontrada en la boca, piel y pelo. Las recomendaciones para prevenir infecciones incluyen: (1) uso de jaulas o corraletas individuales; (2) uso de un programa efectivo de control de moscas en todos los animales; (3) segregación de vaquillas gestantes de las vacas no lactantes; y (4) evitar la alimentación con becerras con leche de vacas con mastitis. Existen varias estrategias para tratar a las vaquillas en diferentes fases antes del primer parto. En aquellos casos en que se sabe que las vaquillas están infectadas con frecuencia con Staphylococcus aureus al parto, la investigación confirma que los animales deben ser tratados aproximadamente 2 a 3 meses antes de la fecha esperada de parto con un producto para secado. La razón es que el microorganismo dañará los tejidos secretores de leche y causará una reducción de la producción láctea cuando los animales empieces a lactar. Si las vaquillas están infectadas con Staphylococcus aureus en la lactación amateur mexicano temprana, es muy probable que la infección se haya originado antes del parto. Con otros tipos de infecciones antes del parto, la estrategia preferida es tratar una vez 7 a 10 días antes de la fecha esperada de parto con un producto para vacas lactantes. El tratamiento preparto eliminará aproximadamente 90% de todas las infecciones. Además aumentará un 9.7% la producción de leche en la primera lactación en animales tratados preparto. Se debe tener mucho cuidado al muestrear o tratar a las vaquillas para asegurarse que las tetas están bien desinfectadas antes del tratamiento y que se usa una cánula de inserción parcial. De lo contrario, el muestreo y tratamiento de las vaquillas antes del parto hará más daño que bien.

Putas Mexicanas
Esposas Putas
Esposas Infieles
Porno Mexicano

Prevención de lesiones

Prevención de lesiones

La mejor solución para las lesiones en las tetas es prevenir el problema. El Dr. Roger Blowey y Peter
Edmonson en su libro titulado Control de Mastitis en los Hatos Lecheros lista varias posibles causas
de lesiones en las puntas de las tetas.
$ Densidad animal alta y áreas de descanso inadecuadas.
$ Pisos resbalosos (las superficies de concreto acanaladas proveen una superficie más estable
para que las vacas caminen).
$ Pasillos muy estrechos.
$ Establos estrechos, incluyendo establos libres.
$ Pesebres con camas inadecuadas que causan que las vacas se echen fuera sobre superficies
resbalosas.Colchón de hule resbaloso que puede causar que la vaca se resbale o lesione sus tetas cuando
intenta pararse.
$ Manejo rudo de los animales, apresurándolos a lo largo de pasillos y alrededor de las esquinas
en donde es más probable que se resbalen y caigan.
$ Cambiar constantemente los grupos de vacas, esto alienta la agresión y peleas.
$ Presencia de perros o moscas en cantidad excesiva que causan que los animales corran
alrededor de los corrales o pasturas, algunas veces a través de las cercas.
$ Una mayor cantidad de cojeras que resulta en dificultad para levantarse y caminar.
$ Poco mantenimiento en los edificios y corrales en donde los bordes afilados pueden causar
lesiones.
Manejo de las lesiones de las tetas
Una pregunta que con frecuencia hacen al autor cuando conduce seminarios en los Estados Unidos y
otros países es A)Que puedo hacer cuando las tetas están lesionadas?@ Estas lesiones representan un
desafío para el granjero y el veterinario. Afortunadamente, existen técnicas para minimizar el daño
permanente y posiblemente la pérdida de la vaca afectada. El Dr. L.C. Allenstein, un especialista en
bovinos con experiencia y autor de una columna en la revista Hoard´s Dairyman, recomienda tratar
las lesiones pequeñas con antisépticos. El prefiere las preparaciones con alcohol o agua debido a que
los aceites o ungüentos acumulan suciedad y albergan microorganismos. Las heridas son vendadas
con dos o tres capas de Vet Wrap después de aplicar una preparación adecuada a la herida. Varias
heridas son suturadas, especialmente si estas se extienden en la cisterna del pezón. La sutura funciona
bien si se realiza antes de que se infecte la herida. El con frecuencia inserta un tubo para leche estéril y
lo deja en el lugar 7 a 10 días.
Cuando las heridas son severas, algunas veces se utiliza Super Glue (Super Pegamento) para cerrar la
herida. Actualmente está disponible otro pegamento a través de la profesión médica que tendrá
aplicación para cerrar grandes heridas sobre las tetas. El Dr. Allenstein menciona que las heridas
verticales cierran mejor que las horizontales que dan vuelta al pezón debido a que no se interrumpe la
irrigación. Con frecuencia se usan injertos de la piel. El menciona que las tetas severamente dañadas
con frecuencia cierran la cisterna del pezón y esto es un desafío. Tales tetas con frecuencia son
amputadas Uno de los reportes más completos sobre el manejo de las lesiones de las tetas fue publicados por el
Dr. Thomas Geishauser del Departamento de Medicina de Población de la Universidad de Guelph en
Canada y del Dr. Claus Queremgasser de la Clínica Veterinaria de Babenhausen en Alemania. Ellos
citan que las lesiones de los pezones inmovilizadas no ordeñando a los animales por varios días
regresan al ordeño más fácilmente y desarrollan menos mastitis que las tetas que continúan
ordeñandose. Un cuarto que no se ordeña por varios días sufre un cambio en apariencia y producción,
pero al tercer día, la presión en el cuarto empieza a disminuir y la leche se vuelve delgada y opaca con
escamas ocasionales. La leche normal usualmente regresa después de que el cuarto comienza a ordeñarse. Cuando un cuarto no es ordeñado por 3 días, la grasa, proteína y CCS regresan a valores
iniciales dentro de la semana siguiente, pero cuando un cuarto no es ordeñado por 10 días, el retorno
a lo normal requiere 3 semanas. Los cuartos que no regresan a la producción en la lactación actual
con frecuencia regresan a la producción normal después del siguiente periodo seco.
La duración de la inmovilización depende del tipo y tamaño de la herida. En 10 a 14 días, la
hinchazón usualmente disminuye y la herida cicatriza. El movimiento de las tetas debe restringirse tan
pronto como sea posible. Los autores también estipulan que únicamente las tetas con heridas recientes
y libres de escamas en la leche deben inmovilizarse y que se debe hacer una limpieza escrupulosa. Si
entran bacterias a la herida se producirá una mastitis. La prevención de mastitis al tratar dichos
problemas involucra varias etapas.
· Lavarse y desinfectarse las manos antes de iniciar cualquier labor con la teta lesionada.
· Limpiar y desinfectar el pezón frotándolo con una torunda con alcohol usando movimientos
circulares. Usar más de una torunda si es necesario.
· Administrar un antibiótico intra mamario aprobado en el cuarto afectado.
· Bendar la teta usando un cinta adhesiva. Aplicar una capa longitudinal en forma de U que
cubra el pezón, seguida de dos capas circulares.
· No ordeñar la teta durante varios días.
· Determinar la temperatura corporal y la del cuarto diariamente.
· Considerar el tiempo de retención de leche para el antibiótico antes de guardar la leche de los
cuartos no tratados.
Las adhesiones dentro del conducto del pezón que interfieren con el ordeño futuro pueden prevenirse
usando una dispositivo insertable, disponible comercialmente que contiene un ester de ácidos grasos
de cadena larga. Tales dispositivos son efectivos durante varios días y conforman la forma del
conducto de la teta. Son fácilmente removidos, pero algunas veces se disuelven completamente
después de 10 días. Precaución: se debe practicar una higiene extrema cuando se manejan los
dispositivos insertables.

Suplementación de la dieta

Suplementación de la dieta

Otra importante relación entre el manejo y mastitis es la nutrición de los animales lecheros.
Investigación reciente ha mostrado que la dieta del hato es importante para aumentar la resistencia
natural a la mastitis.
Los dos factores más importantes son la vitamina E y el mineral traza selenio, que han mostrado
incrementar: (1) la actividad antibacteriana de los leucocitos; (2) el transporte de anticuerpos de la
sangre a la ubre, y (3) la preservación de la salud de los tejidos de la ubre. Cuando las dietas fueron
suplementadas con vitamina E y selenio hubo: (1) una reducción del 57% de la mastitis clínica en la
lactación temprana; y (2) una reducción del 32% durante la lactación. El nivel de suplementación debe
mantenerse de acuerdo a la legislación gubernamental. Las cantidades diarias sugeridas de varias
vitaminas y minerales traza en los Estados Unidos de Norte América son: (1) vitamina A = 100,00 a 1,500,000 unidades internacionales (UI); (2) vitamina E en vacas lactantes = 400 a 800 UI y 1,200 UI
para vacas secas; (3) selenio = 200 a 250 miligramos; y (4) zinc = 900 a 1,200 miligramos.Forma de las tetas y puntas
La anatomía de los pezones individuales puede ser importante por varias razones. La forma de la teta
afecta: (1) el ordeño; (2) el resbalamiento de las copas; y (3) la salud de la punta de la teta. Si los
pezones son más amplios que el interior de la pezonera resultará en ordeño lento y más
resbalamientos. Las tetas pequeñas pueden causar que la copa penetre hasta la base del pezón,
causando una restricción al flujo de leche. La longitud de la teta afecta la acción de la copa y la salud
de la punta del pezón. Las tetas cortas pueden ocasionar resbalamiento de las copas debido a una
longitud inadecuada del pezón dentro de la pezonera. Los pezones largos pueden recibir poco masaje
durante el ordeño porque la punta del pezón se extiende más alla del punto de colapso de la pezonera.
La forma de la punta de la teta afecta el masaje y causa el desarrollo de hiperqueratosis. Los pezones
puntiagudos tendrán más hiperqueratosis y lesiones, mientras que las puntas aplanadas tienden a tener
menos infecciones.
La piel de los pezones protege los tejidos profundos de las infecciones. Cuando se daña, la piel puede
alojar microorganismos que invaden el tejido de la teta y causan: (1) necrosis; (2) fibrosis; (3)
cicatrices; o (4) desprendimientos. Esas condiciones reducen la posibilidad de ordeño y aumentan el
desecho. Los cambios en la piel con frecuencia se relacionan a: (1) clima frío; (2) viento helado; (3)
uso incorrecto de químicos o germicidas, especialmente selladores.
Al examinar los pezones, se debe tener cuidado debe tener cuidado de evitar confundir el presellador,
sellador o residuos de leche sobre las tetas como un tipo de lesión. El mejor momento para examinar
las tetas es después del estímulo preordeño, pero antes de colocar las copas. La evaluación
inmediatamente después de remover las unidades de ordeño revela cambios transitorios debidos al
proceso de ordeño.